Las abejas declaradas como el ser vivo con mayor importancia en el planeta

Las abejas son el único insecto que provee de alimentos a los seres humanos, y lamentable y trágicamente, su existencia peligra. El instituto Earth Watch declaró a las abejas como la especie más valiosa del mundo y con mucha razón pues estas ofrecen diversos e importantes beneficios irremplazables.

La biodiversidad es el proceso de interacción entre los seres vivos y el planeta, la relación entre sí, y por supuesto, la respuesta biológica del medio ambiente hacia las especies.

En este proceso la abeja tiene una función vital ya que la agricultura mundial depende en un 70% de estos insectos, dicho más claramente 70 de cada 100 productos que usamos para alimentarnos dependen exclusivamente de las abejas. El equilibrio se explica por sí mismo: Sin la polinización las plantas no podrían reproducirse y sin plantas la fauna también desaparecería y en consecuencia, los humanos.

Las características por las que fueron elegidas son:

  • Un cuarto de millón de especies de plantas florales dependen de las abejas, teniendo gran efecto en la agricultura, como en muchos vegetales, incluidos árboles frutales, y otros cultivos que comemos a diario.
  • Las abejas son las únicas que están libres de cualquier patógeno como virus, bacterias, hongos. Según el estudio del Centro de Emprendimiento Apícola de la U. Mayor (CeapiMayor) y la Corporación Apícola de Chile (Cach) con el apoyo de de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)
  • Existen más de 20.000 especies de abejas en todo el mundo.

¿Por qué están desapareciendo?

El título recién obtenido contrasta con lo rápido que están desapareciendo las abejas en el mundo, sin que haya una causa clara sobre este fenómeno. Algunas teorías culpan a las ondas emitidas por la telefonía móvil, las cuales las desorientarían hasta llevarlas a la muerte. Otras culpan a los pesticidas en los cultivos los cuáles al ser succionados a través del néctar de las flores envenenarían al panal completo al ser utilizados en su composición

¿Cómo lo solucionamos?

Los científicos aportan diversas posibles soluciones que deberíamos poner en marcha, pero es difícil hacer que las personas renuncien a cosas que se han vuelto básicas como el uso de teléfonos así como el uso de sprays. Entre esas soluciones está:

  • Investigar y hacer seguimiento a la salud de las abejas.
  • Eliminar por completo el uso de pesticidas o plaguicidas tóxicos.
  • Fomentar la adopción de alternativas agrícolas más amigables.
  • Crear áreas protegidas libre de uso de dispositivos para telecomunicaciones.

Fuente: elblogverde.com

mx.blastingnews.com

www.ecoportal.net

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies